jueves, 10 de noviembre de 2016

Somosierra subida al Pico de la Cebollera o Tres Provincias y bajada por Cascadas de los Litueros

Mapa de la ruta



Powered by Wikiloc


Comentario

Una buena ruta para subir al Pico de la Cebollera o Tres Provincias. Ya que en este punto, coinciden las provincias de Guadalajara, Madrid y Segovia. Y el regreso lo haremos, pasando por la cascada de Los Litueros, que coincide con el nacimiento del río Duratón. Esta era mi segunda tentativa de subir a esta cima, pues en la anterior ocasión siguiendo esta ruta Puerto de Somosierra a las Cascadas de los Litueros, caminando por sus bosques con Raquetas de Nieve la inicie con muchísima nieve. Me obligo a utilizar raquetas de nieve por la gran cantidad de nieve acumulada, me fue imposible subir.

Comenzamos en el mismo Puerto de Somosierra a 1440 metros de altura. Salimos por un sendero junto a la gasolinera. Es el inicio del Sendero de Pequeño Recorrido PR-M 23 según marca la cartografía. No está señalizado, los únicos senderos señalizados en esta Comunidad de Madrid, son los que los voluntarias/os, con su trabajo y dedicación a los demás, van señalizando poco a poco gracias. Tenemos una Comunidad de Madrid, que en cuanto a este aspecto, hace oidos sordos a las inquietudes de las personas que nos gusta disfrutar de estas montañas, olvidandose de su obligacion en la señalización de senderos.

Tomamos una pista de hormigón, pasado un paso canadiense que comienza a subir con ganas. En un pequeño descanso, veremos un bonito roble retorcido por el viento y a su lado la fuente de Prado Antón.



Ahora vamos alternando ya el hormigón por pistas de tierra. Un poco más adelante podemos ver a nuestra izquierda varios lugares, desde los cuales podemos observar la Cascada de Los Litueros, a la que a la vuelta nos acercaremos.


Entramos en un pinar, al poco nos vamos a desviar al final de una recta a la izquierda. El siguiente desvío en una curva cerrada a la derecha. Esta nos va a dejar en una amplia pista que bordea a media altura la montaña. Ahora vamos a descansar un poco, disfrutando de nuestro entorno. Miro hacia la cima, pero no logro verla, las nubes la están cubriendo. 



En algo más de 1 km, abandonaremos la compañía de esta pista. Vamos a tomar una trocha hacia el Cordel de Somosierra. Vamos a subir desde los 1750 metros a los 2000 metros en muy poco espacio, con lo que la subida se espera dura. Justo en este lugar es donde  tuve que abortar la subida en mi anterior ruta por aquí, te llegaba la nieve a la cintura, imposible de subir.


Según comienzo a subir, veo ya las primeras nieves. Las rampas se notan, procuro subir a un ritmo lento para no agotarme demasiado, pues aún queda ruta por delante. Levanto los ojos y veo como me voy metiendo entre las nubes que cubren la cima. La visibilidad se va reduciendo y la nieve aumentando. Y otro elemento que tampoco podría faltar, el viento que se hace notar en cuanto voy llegando a la cuerda de Somosierra. Justo antes de llegar arriba voy a cruzar un sendero, a partir de aquí no se ve trocha y vas por donde puedes.



Al fin llego a la Cuerda, ahora es seguir un buen sendero que me llevará hacia la Cima. Antes pasaré por el alto de Cabeza del Tempraniego. Donde hago una parada para comer un poco. Veo algunos restos de cabañas, que me sirven de protección contra el viento que arrecia de lo lindo. Tengo la fortuna de que justo en este momento se deja ver y abre un poco las nubes. Me permite disfrutar de las vistas bien bonitas de este lugar. Hacia el Este, se divida el Pico del Lobo, donde subí en esta ruta Pico del Lobo desde el Puerto de la Quesera Riaza. Y hacia el Oeste, a mis pies el Puerto de Somosierra, al fondo el majestuoso Peñalara y la Cuerda Larga.


Arranco después de haber almorzando bien. Las manos las comienzo a sentir con frio, así que rápidamente me pongo los guantes. El aire hace que pierdas rápidamente temperatura en el cuerpo. Según bajo de este pequeño alto, noto como mis manos están realmente frías. Tengo que intentar moverlas poco a poco, para que vayan ganando movilidad y calor. Al fin, consigo entrar en calor y me dirijo por esa pista, aunque no veo nada de nada, hacia la cima.




Abandono la pista, para acercarme a un montículo de piedras, que me marca que está muy cerca el Vértice Geodésico. Al fin veo una especie de Obelisco de piedra y el vértice. Estoy contento pues he logrado subir, a pesar de que no veo nada de nada. No logro ver muy bien lo que pone en la placa del Obelisco, por la nieve y hielo que hay, pero parece ser, un monumento a los Agentes Forestales.







Me quedo poco tiempo en la Cima de la Cebollera o Tres Provincias, pues no se ve nada. Tendré que subir en otra ocasión en la que pueda disfrutar de sus maravillosas vistas. Ya tengo en mente otra ruta, que intentaré que sea más suave, aunque gane algún kilometro extra. 


Dejo en este lugar, el nombre de PATRICK, el nuevo miembro del grupo Edelweiss, el apenas tiene días en esta mundo. Deseo que esta afición, sea una de las suyas y que disfrute como yo de estos lugares tan hermosos, un fuerte beso desde esta cima para ti.



Ahora comienzo a descender por un cortafuegos, la nieve acumulada, hace que el descenso sea algo más cómodo, pues amortigua un poco el desnivel. Tomo un desvío de este cortafuegos a mi izquierda, para hacer aún más cómoda la bajada. Vuelvo a retomar el cortafuegos a la altura de un bonito mirador. Según he ido bajando, he ganado visibilidad y a ratos me deja disfrutar de las vistas desde este lugar.







Al fondo se ve la gran llanura Castellana de Segovia. La bajada ahora es mucho más cómoda, estoy entrando en zona de pinares, el sol se deja ver y se agradece. Llego a un cruce de caminos, giro un poco hacia mi izquierda y tomo un sendero que baja hacia la derecha. En este punto también se puede optar por girar a la derecha y luego en el primer cruce a la izquierda y creo que la bajada puede ser más cómoda. En la próxima ruta por aquí lo hare de esa manera. Pero bueno, ahora seguimos en este cruce de caminos. Cuando estoy de nuevo en este cortafuegos, me viene a  mi mente, lo que pase en aquella otra vez por estos lares. Sentía que no aguantaba más las raquetas puestas, notaba que se me formaban ampollas por llevar las raquetas de lado. A pesar de que hacia todo lo posible por pisar recto. Me encontraba en una soledad absoluta, hay que tener cuidado en estas ocasiones y darse la vuelta a tiempo. Al fin veo el final de este bosque.


  Ahora ya queda menos, bajo por una senda que un poco más adelante se une, con la opción que os recomendé anteriormente. Bajo animado y contento. Según me voy acercando a las Cascadas, voy escuchando su sonido.


Ahora tendremos que vadear el arroyo de La Peña del Chorro, y tomar una pequeña senda que nos deja a los pies de la Cascada de Los Litueros. Es una preciosidad de lugar, me quito la mochila y me dispongo a comer escuchando el sonido del agua.


Da pereza retomar el camino, desde tan bonito lugar. Vuelvo por donde vine hasta llegar de nuevo a la senda. Me encuentro el  arroyo de Las Pedrizas y lo vadeo de nuevo. El sendero me va a dejar en la antigua carretera, que me subirá en 1 km al puerto de nuevo. Deseo que disfrutéis de la ruta.



Época recomendada: Primavera, Verano, Otoño, Invierno. 



Transporte: Se puede llegar en transporte público en el autobús 191 hasta Buitrago de Lozoya horario con salida desde el intercambiador de Plaza Castilla y aquí tomar el 191 B horario.

 

Vídeo de la ruta





Nivel de dificultad:  Muy dura

Distancia:  16,3 km
Desnivel +  909  metros     Desnivel -  897 metros
Tiempo total:   6h 02'
Tiempo en movimiento:  4h 27'
Tiempo parado:  1h 34'
Velocidad media total:  2,71 km/h
Velocidad media en movimiento:  3,66 km/h
Ritmo medio total por km:  22:36 min/km
Ritmo medio en movimiento por km:  14:50 min/km
Índice IBP Index:  103     Informe





Descargar Track ruta GPX aquí