miércoles, 2 de abril de 2014

085 Nucaban: Morata de Tajuña a Tielmes variante de la Vía Verde del Tajuña por Senderos



Mapa de la ruta








Comentario


En esta ocasión vamos a afrontar en tres etapas el Valle formado por el río Tajuña hasta llegar al pueblo de Mondejar. En esta primera ruta, vamos a intentar no hacerla por el recorrido clásico de la Vía Verde del Tajuña, si no, que vamos a tomar rutas alternativas para no pisar asfalto o el menos posible.

La ruta comienza en el pueblo de Morata de Tajuña, hemos venido en dos coches y así nos ha resultado mas fácil hacer la travesía. También es posible hacerla en el autobús 326 con salida de la Plaza del Conde de Casal. Antes de salir nos tomamos un buen desayuno en la churreria de Zarzaquemada, que nos vendría a la postre como anillo al dedo, para lo que nos esperaba. Antes de seguir, una anotación esta ruta la creado el Caballero Miguel, yo simplemente le sirvo de apoyo en la ruta, nos deparará aún dos rutas muy bonitas por este Valle, hasta llevarnos a su pueblo Mondejar. Salimos del pueblo, mirando de reojo el cielo que amenaza lluvia, que no tardo mucho en llegar y que no nos abandono, hasta finalizar la ruta. A la salida del pueblo de Morata, vemos a nuestra derecha antes de cruzar el río Tajuña una especie de antigua acequia, y a su lado un panel informativo de varias rutas que se pueden realizar, por la zona, de restos de fortificaciones de la Guerra Civil. Se tomará nota, para posibles rutas, continuamos y una vez cruzado el río Tajuña a pocos metros, vemos a nuestra derecha un camino que conocemos de una ruta anterior, se dirige hacia Chinchón y Titulcia, en esta ocasión no lo tomaremos y nos desviamos por una vía pecuaria a la izquierda a escasos metros. Ahora vamos por la Vega del Río Tajuña, hemos intentando en lo posible no tomar lo que hubiera sido más fácil, el trazado asfaltado de la Vía Verde y optamos por tirarnos al monte y descubrir nuevos caminos. A unos 4 km, hacemos una pequeña parada en una casa abandonada, para tomar el almuerzo, al menos esta techado y nos deja un rato sin calarnos. Algunos caballeros aprovechan el tiempo recogiendo frutos de la naturaleza. Proseguimos por estos caminos, que comienzan a embarrarse por el agua que nos cae y que no permite deleitarnos como quisiéramos del entorno. Tomamos un giro brusco a la derecha, me sorprende la gran cantidad de caminos que nos encontramos, incluso con sendas marcadas por la Comunidad, como la del Páramo de la Vega que comienza en Perales del Río y termina en Colmenar de Oreja y la Ruta del Bosque que es la que tomaremos hasta llegar a Perales del Tajuña. A partir de ahora nos toca, acometer una buena subidita, yo diría más dura que el famoso Mortirolo de Batres, pero mejor que opinen los caballeros. La subida se hace dura, pues con una mano agarrando el bastón y con la otra el paraguas como si fuera un escudo, por el viento que te venia, era una lucha contra los elementos. El sudor corría, por las frentes de los caballeros, dando ánimos conseguimos subir al monte de Miguel, una lastima no poder parar y disfrutar de él, estábamos rodeados de Jarales y Romero, un verdadero jardín de los Sentidos. Comenzamos a bajar la montaña del día, por una buena pista nos conduciría hasta Perales del Tajuña, entramos en el pueblo, un pequeño paseo por sus calles. Salimos por el paseo de las Acacias, para no ir por la carretera, pasamos bajo la A-3 y de repente nos encontramos en un viaje al pasado. Estamos ante el poblado Carpetano de Caraca, un poblado muy antiguo, del que quedan unas cuevas excavadas en las laderas, nos quedamos con las ganas de poder subir a ellas, el agua nos lo impidió, espero poder ir, más tranquilamente y subir a ellas. Continuamos por esa especie de camino asfaltado, hasta llegar a un montículo de tierra, que han colocado para impedir el paso de vehículos, seguimos y al poco rato, vemos delante de nosotros unas naves verdes abandonadas en un alto, y a nuestra derecha una especie de piscina y pistas de tenis con una alambrada alrededor, pues seguimos la valla hasta toparnos con la carretera. En esta ocasión, mi intención era cruzar el río Tajuña por el paso que hay junto al Hotel restaurante que veréis de color granate al otro lado, pero estaba cerrado el acceso, así que, fuimos un poco por el arcén, y cruzamos al otro lado, para continuar por un pequeño viñedo que nos llevaría a un camino de acceso al pueblo de Tielmes. Aquí, junto a la piscina municipal termina nuestra primera etapa por este Valle del Tajuña, comimos en dicha piscina donde tienen un buen menú a un buen precio 9€. Deseo que os entre curiosidad por seguir explorando caminos, disfrutad un saludo.



Transporte utilizado: Vehículo propio, se puede realizar en transporte público en el autobús 326 que tiene la salida en Plaza de Conde Casal y va recorriendo todos los pueblos del Valle del Tajuña.


Época recomendada: Primavera, Otoño, Invierno.


Caballeros participantes: Antonio, Miguel, Amador, Julian, Manuel, Carmelo


Galería de fotos




Vídeo de la ruta









Indice de dificultad   Media  


Distancia: 15,4 km
Desnivel +  199 metros   Desnivel -  187 metros
Tiempo total: 4h 01'
Tiempo en movimiento: 3h 17'
Tiempo parado: 44'
Velocidad media total: 3,8 km/h
Velocidad media movimiento: 4,7 kn/h
Ritmo medio total por Km : 15' 36''
Ritmo medio en movimiento por KM : 12' 43''
Indice IBP Index:  52






Descargar Track ruta GPX aquí