miércoles, 11 de diciembre de 2013

077 Nucaban: San Yago - El Escorial por (El Embalse de Valmayor)



Mapa de la ruta





Comentario

(Ruta de las Siete Puertas)

Agrupados estaban los Caballeros y prestos para la partida, en el lugar previamente convenido, (la pasarela central de la Estación de Atocha), cuando recibieron la primera sorpresa del día que se presumía hermoso. Todos dimos un salto de alegría cuando vimos aparecer al Caballero Frank, que esta vez dejó sus aventuras a las órdenes de otro señor, (sabido es que los caballeros están obligados a acudir en ayuda de todo aquel que lo necesite. Ejemplos tenemos en la literatura caballeresca con Don Quijote o uno de sus antecesores, Tirante el Blanco que auxiliaba a todo Rey Cristiano que en apuros se encontraba). Por tanto la ruta se presentaba hermosa y alegre.
Llegamos con toda nuestra alegría y buen humor a la estación de Cercanías de San Yago. La mañana era gélida y los campos lucían el blanco inmaculado de la noche invernal que nos había precedido.
Cruzamos al otro lado del andén por el paso indicado al respecto y llegamos al principio de un puente para tomar una Vía Pecuaria, que es la Cañada Real Segoviana. Patrimonio único en Europa y en el Mundo. Aquí coinciden tres rutas del Parque Regional del Río Guadarrama: Ruta número uno, Collado Villalba-San Yago-Serranillos del Valle. Ruta número tres, Galapagar-Las Zorreras-San Yago y ruta número diez, Colmenarejo-Las Zorreras- San Yago.
Seguimos la Vía Pecuaria en dirección sur y lo primero que vimos fue una ermita, una fuente y desde donde divisamos la Sierra de Madrid en todo su esplendor con El Montón de Trigo, La Najarra, La Peñota, Abantos…..y tantos lugares preciosos, algunos de ellos tienen la huella de estos caballeros aventureros.
Seguimos en dirección al Pantano de Valmayor, cruzamos la carretera que une Las Rozas con el Escorial y nos acercamos a la orilla del agua. Tras tomar un ligero refrigerio, nos dirigimos a la presa, y disfrutamos de las hermosas vistas que se nos ofrecen desde este lugar.
Nos deleitamos con el embalse de los Arroyos y seguimos por el arroyo en dirección noroeste, disfrutando de una vegetación de ribera. Ahora los árboles de hoja caduca están desnudos, pero en primavera esto debe ser una maravillosa locura de distintos verdes.
Nos encontramos con un pequeño embalse helado totalmente, donde los Caballeros ser permitieron el lujo de hacer patinaje sobre hielo como si estuvieran en Canadá o cualquier otro país cercano al Polo Norte.
Nos alejamos del arroyo y dimos un brusco giro a la izquierda, yendo paralelos a la vía férrea. Por un puente nos cambiamos de lado y seguimos en paralelo al trazado. Pasamos una cancela, que siempre debemos cerrar para que no se escape el ganado. Había una hermosísima ganadería de vacas de raza avileña y algunos nos permitimos el lujo de intentar emular a los toreros. Ellas nos miraron con indiferencia y “pasaron de nosotros”, para satisfacción de algún aguerrido caballero que decía que los cuernos cuanto más lejos mejor.
El camino nos acercaba poco a  poco al punto de llegada, pero antes había que volver a cruzar la vía y seguir en paralelo a ella. Los trenes pasaban haciendo sonar sus bocinas en señal de saludo al cruzarse con nuestra expedición. Eso siempre es agradable.
Nos encontramos con el ganadero Julián, que tiene una hermosa punta de vacas, (creemos que son de raza frisona), gordas y con un brillo especial en el pelo. Yo de ahora en adelante cuando compre carne, le diré a mi carnicero que compre añojos de Julián del Escorial porque tiene que ser su carne muy sabrosa y rica. Como agradable fue el poco rato de charla que mantuvimos con él. Gracias a ti también amigo Julián.
Entramos en San Lorenzo por la calle las Cebadillas, calle de los Artistas que nos dejaba en la entrada de la Estación de Cercanías de Renfe.
Como hoy hemos tenido al Caballero Frank con nosotros, nos dirigió los estiramientos que hay que hacer después de una larga caminata, para relajar los músculos y tonificar la mente. Tonificamos el estómago también en el restaurante que hay a la entrada de la estación, a la izquierda llamado Parada y Fonda, con un buen menú a muy buen precio, recomendado comer allí.
Ruta recomendada para todo el año, porque aunque haga calor se puede ir gran parte del tiempo a la sombra. No tiene grandes dificultades por lo que pueden ir niños sin ningún problema.
Resumiendo una ruta cinco estrellas.


Transporte utilizado: Salimos desde la estación de Renfe de San Yago y volvemos desde la estación de Renfe de El Escorial.


Época recomendada: Primavera, Verano, Otoño, Invierno.


Galería de fotos



Vídeo de la ruta






Caballeros participantes: Antonio, Tomás, Miguel, Frank, Amador, Julian, Carmelo.


Indice de dificultad   Fácil  

Distancia: 16,8 km
Desnivel +  123 metros  Desnivel - 119 metros
Tiempo total: 4h 46'
Tiempo en movimiento: 3h 44'
Tiempo parado: 1h 02'
Velocidad media total: 3,5 km/h
Velocidad media movimiento: 4,5 km/h
Indice IBP Index:  48





Descargar Track ruta GPX aquí