lunes, 7 de marzo de 2016

122 Nucaban: Zarzalejo Dehesa de Fuentelámpara, Molino y Bunkers Guerra Civil

Mapa de la ruta



Powered by Wikiloc

Comentario


La ruta comienza en las cercanías del puente de la vía férrea, que comunica el polígono industrial con el barrio de la estación, y que los caballeros se preguntan para qué está, si por ella circulan muy pocas unidades y con peores horarios. Por este motivo nos vimos obligados a ir en vehículo particular. Pocos trenes, el primero sale de Atocha a las diez de la mañana y el último de vuelta sales a las 15 horas de Zarzalejo. Menos autobuses de las tres líneas que pasan por este bonito pueblo.


Andamos por la calle  Berrueco y a poco nos desviamos por el  camino del Canillo, pasando por la fuente del mismo nombre y poco a poco llegamos al centro del pueblo para ver la Iglesia y el Ayuntamiento, justo detrás está el Mirador del Guijo con vistas panorámicas muy bonitas. Retornamos sobre nuestros pasos y por la calle Portezuela llegamos hasta el cementerio, para bordearlo a nuestra derecha y salir definitivamente al campo. Cruzamos una puerta de ganado y nos adentramos en el pinar de Zarzalejo. Lo primero que nos encontramos es una manada de vacas que pastan tranquilamente, a pesar del mal día que hace.
Cruzamos el arroyo de la Pontezuela y giramos a nuestra izquierda para iniciar una suave subida por la umbría Matarrubia hasta las Quebradas. Cruzamos la puerta y vemos frente a nosotros el valle por donde discurre el arroyo de Valsequillo. Nosotros giramos a nuestra izquierda por el Prado Pellejón para visitar los restos defensivos de la Guerra Civil, unos más de los muchos que hay por esta zona donde estuvo el frente de la Batalla de Brunete. El día es desapacible y el viento arrecia en la loma por donde vamos y mucho más en el cerro de más de mil cien metros donde están estos restos militares republicanos. La bajada es vertiginosa y extremamos el cuidado para no caer lesionados. Rápidamente nos encontramos con el GR-10, que hemos dejado en la puerta del cementerio, y circulamos un trecho por su trazado hasta el túnel de la Cañada. Cruzamos el camino de Zarzalejo a San Martín y aquí mismo cogemos el camino del Molino Patatero.

En nuestro camino de ahora ya no hay pinos sino fresnos y prados donde hay ganado vacuno y algunos perros que aterrorizan a los caminantes, aunque están dentro de un débil vallado, que el animal puede saltar o romper en cualquier momento. No fue así y el animal quedó tranquilo cuando nos alejamos y nosotros mucho más. Al pasar el arroyo de la Pontezuela giramos a nuestra izquierda para visitar otra zona defensiva muy bien parapetada en lo alto de un cerro. No hay camino y no sabemos si es propiedad privada, si es así pedimos disculpas, porque la bajada no la hicimos por el mismo lugar y nos encontramos con una pared coronada con unos alambres de espinos que saltamos fácilmente y procurando no romper nada. Imaginamos que es un cierre para que el ganado no salte al camino. Justo enfrente sale un camino, con una cancela que abrimos y cerramos tras nuestro paso, que nos lleva a un molino de agua construido a finales del S XIX, que aprovechaba la corriente del arroyo Palacios, (continuación del arroyo Pontezuela), cuya fuerza motriz hacía girar los mecanismos que permitían la molienda. Este molino es una pequeña muestra de los auténticos tesoros que existen en la Comunidad de Madrid y que por desconocimiento de las  autoridades o por desidia, no se destina un pequeño presupuesto para su reconstrucción y que revertería en beneficios mediante su explotación turística y cultural. Nosotros tomamos nota y se lo haremos llegar al nuestro gobierno regional. Retomamos el camino del Molino Patatero y un poco más adelante nos volvemos a desviar para ver una cantera que queda a nuestra izquierda, parte de la cual se sigue explotando, por lo que vimos. La ruta termina en el punto de partida una vez que cruzamos la vía por el puente que antes comentamos.

Caminata muy asequible para hacerla en cualquier época del año, incluso con niños, que estarán encantados de conocer las cosas que pasaban hace menos de un siglo. Es bueno que conozcan cómo se mataron los españoles gratuitamente, por la intransigencia de todos, para que aquello no se repita. Variedad de paisajes, vistas maravillosas desde atalayas donde cuesta poco subir, curiosidades como la visita al molino, hacen que al terminar nos encontremos gratificados y damos las gracias a nuestro caballero, organizador y amigo Frank. 



Época recomendada:  Primavera, Verano, Otoño, Invierno.



Transporte:  Se puede llegar en Renfe hasta la Estación de Zarzalejo o bien en autobús 669A que sale desde San Lorenzo de El Escorial


Galería de fotos








Vídeo de la ruta








Caballeros participantes:  Antonio, Tomás, Miguel, Fermín, Amador, Carmelo, Román, Antonio Burdalo.


Nivel de dificultad:  Media

Distancia:  13,2 km
Desnivel + :  323 metros  Desnivel - :  351 metros
Tiempo total:  5h 08'
Tiempo en movimiento:  3h 59'
Tiempo parado:  1h 09'
Velocidad media total:  2,57 km/h
Velocidad media en movimiento:  3,31 km/h
Ritmo medio total por km:  23:28 min/km
Ritmo medio en movimiento por km:  15:52 min/km
Indice IBP Index:  45





Descargar Track ruta GPX aquí