martes, 20 de mayo de 2014

088 Nucaban: Orusco de Tajuña - Ambite - Mondejar (Guadalajara) por la Vía Verde del Tajuña



Mapa de la ruta







Comentario
                                       

Encontrándose reunidos los Nuevos Caballeros Andantes en la explanada que hay frente a la gasolinera de Orusco de Tajuña, (pueblo de la Comunidad de Madrid, perteneciente a la comarca de la Alcarria Alcalaina), al frente cada uno de sus mesnadas, palafreneros y demás chusma que a todo caballero andante acompaña, inician la andadura por la Vega del Tajuña.
Se trata de hacer el recorrido por la Vía Verde hasta la provincia de Guadalajara y continuar por el trazado que tenía el antiguo ferrocarril de vía estrecha que unía Madrid, desde la Estación del Niño Jesús hasta Alocen en la Provincia de Guadalajara.
Una vez recorridos unos veinte metros, dejamos el asfalto y nos dirigimos a  un camino de cemento y rápidamente será de tierra.
Cruzamos el río Tajuña por un puente bien conservado con barandillas de hierro hasta encontrarnos con la Vía Verde que conoceremos de inmediato porque está asfaltada y tiene una bandera de la Comunidad de Madrid pintada en el suelo.
El día acompaña, pues está nublado y no hace frío, cosa que se agradece pues son las condiciones meteorológicas ideales para andar. Seguimos avanzando con buen humor y entre bromas y ocurrencias graciosas de unos y de otros nos acercamos a unas ruinas que llaman nuestra atención. Son unos hornos donde se debió hacer cal o yeso, justo con la cantera a menos de cinco metros. Cosa que no sabemos pero que intuimos, dada la composición de estos terrenos yesosos.
Tras aprovechar el parón para tomar un ligero refrigerio, seguimos camino admirando la preciosa vega, que por estas fechas está verde en su totalidad. También observamos el trazado de la vía de la Republica, que se hizo por esta zona, para poder comunicar Madrid con Valencia al abrigo de los ataques de las tropas franquistas que acosaban desde el cerro de Los Angeles.
Estamos a punto de terminar el camino de asfalto, y se agradece porque nos queman los pies a pesar del buen calzado que llevamos.
La antigua estación de Ambite, ha sido aprovechada para zonas de recreo deportivo y hace también las veces de bar-restaurante, conservando la esencia primitiva del edificio.
Tomamos el Camino del Vertedero Viejo. Por fin hemos llegado a la tierra, rojiza en este caso, y tras caminar unos 300 metros nos desviamos a la izquierda pegados a una valla metálica y siguiendo la indicación de un hito que hay en el suelo.
El camino es pedregoso ya que  es el balastro de la antigua vía, en algunos casos muy bien conservada pese a que no  ha tenido restauración alguna, lo que ha provocado que muchos residentes de la zona se adueñen de más de un metro del camino incorporándolo a sus fincas.
Ahora estamos en una dehesa, el camino siempre “pica hacia arriba”. El paisaje es precioso. Escuchamos el cencerreo impresionante de una gran manada de ovejas y entre los chaparros vemos que también hay cabras.
El silencio nos invita a recogernos dentro de nosotros y meditar cómo puede haber tanto insensato que deje plásticos y latas de todo tipo tirados por doquier. Vemos que gracias al ganado no hay ni una sola gota de pasto por lo que el peligro de incendio se aminora, aunque se incremente con los residuos de los “amantes” del campo dejan insensatamente.
Poco a poco nos vamos acercando a Mondejar, pasando por distintos puentes de piedra con sus barandillas de hierro, que fueron construidos para que el tren pudiera salvar sin problemas los grandes barrancos, algunos de más de 20 metros, que a los caballeros les place encontrarse porque hacen las delicias de nuestro fotógrafo Amador.
Ahora llegamos ya al último y más largo y alto de los que hay por aquí. Pasamos encima de la carretera y a la derecha tenemos la gasolinera de Mondejar, una fábrica de Muebles y a la izquierda el pilar, que no podemos ver dada la hora tardía en a que nos encontramos, para desolación del Caballero Miguel.
Damos un brusco giro a la derecha y tomamos la Avda. de la Circunvalación que nos llevará a la carretera, ahora convertida en calle. Tomamos a la derecha para dirigirnos a la plaza Mayor donde está la Parroquia de Santa María Magdalena con su retablo del SXVI declarado monumento histórico nacional.
No podemos dejar de visitar la panadería de Rosa, con su gracia y buenos dulces, muy cerca de la plaza.
También visitamos las ruinas del convento de San Antonio y la ermita de San Sebastián.

Ruta muy amena para cualquier época del año y no muy larga.


Transporte utilizadoVehículo privado, se puede realizar también en transporte público.


Época recomendada: Primavera, Otoño, Invierno


Galería de fotos




Caballeros participantes: Antonio, Tomás, Miguel, Frank, Amador, Manolo, Carmelo.


Vídeo de la ruta






Indice de dificultad   Fácil

Distancia: 14,6 km
Desnivel +  164 metros  Desnivel -  3 metros
Tiempo total: 3h 48'
Tiempo en movimiento: 3h 12'
Tiempo parado: 36'
Velocidad media total: 3,9 km/h
Velocidad media en movimiento: 4,6 km/h
Ritmo medio total por Km : 15' 39''
Ritmo medio en movimiento por Km : 13' 09''
Indice IBP Index:  43






Descargar Track ruta GPX aquí