sábado, 11 de enero de 2014

El Berrueco Senda Genaro GR 300 por el Embalse del Atazar hacia la Presa del Villar

Mapa de la ruta





Comentario


Una bonita ruta en un día soleado de invierno, en un principio la ruta era para ir bordeando el Embalse del Atazar, siguiendo la Senda Genaro GR 300. Para luego dirigirnos hacia Siete Iglesias. Aunque, no pudimos hacerlo por existir fincas privadas y regresamos por el mismo sitio al Berrueco, aún así la ruta merece la pena. La ruta la comenzamos en el pueblo del Berrueco, junto al Museo del Agua en la Calle Real. Seguimos bajando por la calle Real, para salir del pueblo por la Carretera que va hacia Torrelaguna. Al poco, tras pasar un arroyo, nos desviamos la izquierda por el camino a la Casilla. Veremos un panel informativo sobre las rutas que podemos realizar por el Embalse del Atazar. Nos encontramos con la Senda Genaro o GR 300, señalizada con marcas rojas y blancas y a su vez, por un particular muñequito de color azul. El cual, nos servirá de guia, en practicamente todo el recorrido, pues este también se dirije hacia la presa del Villar. Por nuestra derecha, viene de Patones. Bajamos un poco, pues el cartel a la izquierda, nos llevaría directamente de nuevo al pueblo, por la parte alta de la Iglesia, que a la vuelta lo tomaremos. Seguimos bajando, hasta nuestra primera Almenara la del Berrueco, las cuales van jalonando, El Canal del Villar, que comienza junto a dicha presa. Ahora tomaremos una senda, que va cercana al Embalse del Atazar, existe al lado otra una antigua pista del Canal. Pero es mucho más bonita, la más cercana al embalse. Iremos cruzando algún acueducto que otro. Tienen alguna barrera para impedir su paso, se puede cruzar, siempre con precaución. Para las personas con vertigo, o que lleven niños es aconsejable, seguir siempre el trazado de la pista del canal, que no tiene ningún tipo de riesgo y es la que esta señalizada como Senda Genaro. La otra senda de vez en cuando, retoma a la pista del Canal. Pasaremos por la Almenara de El Recombo, donde podremos escuchar el sonido del agua, al chocar con las rocas que forman el arroyo, que se precipita al Embalse del Atazar. En la siguiente almenara, llamada de la Tejera, paramos a descansar un poco y tomar el aperitivo. No sabiamos, que desde aquí la ruta cambiaría dastricamente de como estaba preparada. Nos ibamos a dar con nuestro gozo en un pozo, como suele decir el refranero. Una nota importante, desde este punto, no saliros por ningún desvío de la Senda Genaro, que en un poco más de tiempo podrías llegar hasta la Presa del Villar sin saliros de ella. Es algo que recomiendo o volveros desde cualquier otro punto que considereis apropiado, por el mismo camino que hemos venido. Y digo esto, porque nosotros tuvimos un poco de aventura, al intentar seguir unos caminos marcados por el Instituto Geográfico Nacional, que hoy en día ya ni existen, la naturaleza se adueñado de nuevo de ellos, por el poco uso que se hacen de ellos. Y para postre, cuando conseguimos encontrarlo, y estar tan cerca de poder continuar, con nuestro camino, nos topamos con una puerta de finca privada y una mansión algo peculiar, diria que bastante rara. Intentamos sortearla por algún lado, pero nada de nada, aquello era interminable. Nos toco ir campo través, durante bastante tiempo, sin rumbo fijo. Por donde se podia, iba minando nuestras fuerzas y animos. Así, que optamos por intentar regresar, por donde pudiesemos de nuevo a la Senda Genaro. Conseguimos contactar con ella, intentamos ir por otro camino marcado más arriba, pero más de lo mismo. La naturaleza, igualmente se habia apropiado de lo suyo. Por lo que, a la altura de la Almenara de La Alameda, decidimos darnos la vuelta, pues ya llevabamos muchos kilometros en nuestras piernas, y aún nos quedaban otros pocos. Paramos a comer, a la orilla del Embalse, un lugar precioso. Y ya sin pausa, y disfrutando de la luz del atardecer, que lo inundaba todo. Llegamos hasta el cartel de la Senda Genaro, que encontramos en un principio a la salida del Berrueco, para entrar por él. Pero, vaya entradita que nos esperaba, más bien diría yo, que aquello parecía escalada. Menudos cuestones, desde lo alto la Iglesía de Santo Tomás Apostol, con un bello mirador. Paseo recorriendo el pueblo y sus imnumerables restos de su historia. Y al fin, volvimos. Unos estiramientos, que se hacian necesarios y luego disfrutamos de un café en La Terraza de la Piscina, mientras charlabamos y comentabamos la ruta. Una ruta que podeis hacer siguiendo simplemente la Senda Genaro, hasta donde os apetezca y regresar por el mismo lugar. Saludos y disfrutad de la ruta.



Transporte utilizado:Vehículo propio, también se puede realizar en transporte público, autobús 191 que sale desde el intercambiador de Plaza Castilla.



Época recomendada: Primavera, Otoño, Invierno.



Galería de fotos





Indice de dificultad   Media  

Distancia: 20,6 KM
Desnivel +  128 metros   Desnivel -   121 metros
Tiempo Total: 7h 23'
Tiempo en Movimiento: 5h 48'
Tiempo Parado: 1h 35'
Velocidad media total: 2,8 km/h
Velocidad media en movimiento: 3,6 km/h
Indice IBP Index:  58





Descargar Track ruta GPX aquí