miércoles, 11 de enero de 2017

134 Nucaban: Villamantilla a Aldea del Fresno por caminos en extinción.

Mapa de la ruta



Powered by Wikiloc

Comentario


Villamantilla es un pueblo de algo más de 1.200 habitantes, perteneciente a la comarca de la Sierra Oeste de Madrid, a 45 kms. de la Capital y con una extensión de casi 24 kilómetros cuadrados.
Sus orígenes no están muy claros, aunque se han encontrado restos de asentamientos romanos y visigodos, se cree que fueron pastores extremeños los que fundaron esta población, que cuando venían de Segovia y dada la proximidad de la Cañada Real Segoviana, se quedaron definitivamente por la abundancia de buenos pastos en todo el territorio.


Adquiere su independencia de Segovia durante el reinado de Felipe III por algo más de 56.000 maravedíes, consolidándose definitivamente como núcleo independiente bajo el reinado de Felipe IV, gracias a los esfuerzos de don Alonso de Lucero, quien era alcalde de Villamantilla en aquella época. Es posible que hubiera una horca donde se ajusticiaba a los malhechores, que podría estar situada en el Cerro de la Horca, muy cercano al pueblo.
Sea cierto o no, ahí queda el cerro y esperemos que por muchos años, porque hoy no se ajusticia a los malhechores, no por ganas de algunos, sino que la sutileza capitalista actúa de manera diferente. No dudan en apropiarse de lo que no es suyo, cortar caminos con puertas o arar un tramo porque…..¡baggg como es de todos, me lo quedo yo! ¡Qué más da! Si vamos a tener a nuestra disposición la ley, que para eso la hemos hecho a nuestra manera, la policía que para eso la mandamos y la prensa que para eso le hemos domesticado, salvo honrosas y excepciones.

La ruta la empezamos en el aparcamiento que hay a la salida del pueblo, como es pequeño se localiza fácil. Dejamos a la izquierda unos corrales bien protegidos por unos hermosos y fieros perros, que ladran defendiendo lo suyo.

Un poco más adelante nos encontramos con una puerta ilegal en mitad del campo, en esta ocasión está rota y no nos impide el paso. 


Al llegar al barranco de la Hoya Grande, el camino está arado, muy mal por cierto. Mal arado porque es ilegal y mal arado porque no saben hacer una besana como se debe. Pasamos un pozo seco y continuamos entre terrones hasta alcanzar el camino, dejando a la derecha el paraje de Las Arcillas.


Enlazamos con la Senda del Socorro, que si la tomamos en sentido contrario, no muy lejos, llegaríamos a la Cañada Real Segoviana. De ahí la posibilidad que anotábamos antes de la creación del pueblo por pastores de Extremadura. Seguimos y observamos restos del antiguo camino en la zona cercana al Alto del Pedazón y Cerrillo de la Choza.


El siguiente cruce es el camino Quemado, que lo tomamos a la izquierda para unos metros más adelante, girar a la derecha y andar en paralelo a una valla metálica, hasta otra puerta situada en el límite de los términos municipales de Villamantilla y Aldea del Fresno.


En este punto, si nos ponemos mirando a Aldea del Fresno, a nuestra derecha sale un camino muy bien delimitado y amojonado. Dos de los caballeros tuvimos la osadía de caminar por él con el fin de ir hasta las Cárcavas que hay en el río Perales. Bien pues cuando estábamos casi llegando al río debimos retroceder porque está todo vallado, incluso dentro del río.


La ruta continúa en dirección a nuestro punto medio, porque está programada de ida y vuelta, cosa que tenemos que hacer queramos o no, ya que al llegar al arroyo de Villamanta, hay una puerta con candado que nos impide el paso definitivamente.


Si vamos por el camino que une Aldea con Villamantilla desde tiempos ancestrales, ¿Por qué está esa puerta cerrada con cerrojo de siete kilos y un candado de un kilo?

¿Es que los villamantillenses tienen la peste bubónica? ¿Tal vez los aldeanos tengan miedo de ir a su vecino pueblo temiendo ser ahorcados?


Muchas preguntas se hacen los nuevos caballeros andantes ante esta razón de la sinrazón. Con más o menos ironía, pero con toda la seriedad que nos caracteriza, protestamos enérgicamente ante las “autoridades” que permiten tales desmanes.

Cuando regresamos al pueblo, hablamos con un paisano ya entrado en años, como nosotros, y le preguntamos por todos los caminos cortados y nos confesó que hace unos años habían llegado los ….(no recuerdo el apellido) y compraron muchas fincas, se hicieron los amos de todo y ahora cuesta trabajo incluso llegar a las Cárcavas.

Cuando se fundó el pueblo de Villamantilla si una persona con hambre cazaba furtivamente, no había otra manera, en las tierras del señor, (en su mayoría arrebatadas a los pequeños propietarios musulmanes, aquellos putos moros infieles), eran atravesados por las picas de los esbirros a caballo, sin miramiento alguno. Hoy son más sutiles, puedes protestar pero te voy a robar igual.


Época recomendada: Primavera, Otoño, Invierno.



Transporte: Salimos desde el intercambiador de Príncipe Pío en el autobús 541, horarios.

 

Vídeo de la ruta








Caballeros participantes: Antonio, Tomás, Frank, Manuel Broncano, Carmelo, Román, Manolo Gutierrez, Templan.


Nivel de dificultad: Fácil

Distancia:  15,4 km
Desnivel +  204 metros   Desnivel -  196 metros
Tiempo total: 4h 35'
Tiempo en movimiento:  3h 45'
Tiempo parado:  49'
Velocidad media total:  3,38 km/h
Velocidad media en movimiento:  4,12 km/h
Ritmo medio total por km:  17:47 min/km
Ritmo medio en movimiento por km:  13:33 min/km
Índice IBP Index: 47      Informe





Descargar Track ruta GPX aquí