jueves, 5 de junio de 2014

090 Nucaban: Puerto de Cotos a las Presillas en Rascafría pasando por el Monumento al Guarda Forestal



Mapa de la ruta





Comentario

                                      
Nerviosas andaban las huestes y sus caballeros al frente, cuando todos se encontraban en la amplia explanada del Puerto de Los Cotos, preparados para librar la última de las aventuras de este curso. Cada cual luce la prenda de su amada y para ella son los últimos pensamientos antes de partir a singular caminata. Se adivinaba una ruta tranquila y sin sobresaltos. Aunque el cansancio no es palabra que se pueda buscar en el diccionario de estos intrépidos caminantes, es merecido un pequeño descanso para cargar pilas y volver con nuevos proyectos e ilusiones a partir del mes de septiembre.
Cruzamos la M-604 y subiendo unos escalones, vemos las balizas de distintas rutas por el Parque Regional y unos quinientos metros más adelante encontramos las marcas blancas y rojas que corresponden al GR-10, camino  que vamos a seguir durante bastante trecho.
Caminamos entre los pinares que en toda esta zona abundan siguiendo el GR-10, que nosotros abandonamos un poco antes de llegar a cruzar el arroyo. Tomamos un sendero alternativo que nos conducirá hasta la M-604 de nuevo. Giramos a la izquierda hasta un poco antes de llegar al puente del Arroyo de la Laguna Grande de Peñalara.
En este punto nos adentramos por un sendero en sentido contrario a la corriente y vadeamos el arroyo para retomar de nuevo el GR-10 en el sentido de la corriente.
De cuando en cuando vemos las cumbres de Peñalara salpicadas de neveros. Mirando con nostalgia hacia el norte y con grandes deseos de hacer los tres grandes: Peñalara, Los Claveles y Los Pájaros que lucen con gallardía sus cumbres ancestrales, desafiantes para cualquier andarín que se precie y los Caballeros Andantes no lo son menos. El guante está recogido.
Los arroyos y regatos bajan con su tumultuoso estruendo de aguas cristalinas precedentes del deshielo, invitando a los Caballeros a recogerse y disfrutar del espectáculo de sonidos, olores y colores.
Iniciamos una pequeña subida y alcanzamos una pradera que cruzamos, y vemos las marcas del GR-10 en  un mojón a la derecha.
El camino se muestra ahora descendente, poco a poco vamos con buen humor y de repente los Caballeros se quedan muchos para poder apreciar los sonidos que llegan a sus oídos cada vez más nítidos a medida que se acercan a una charca donde el croar de las ranas, el trino de los ruiseñores y el zumbido de los moscones se mezclan y no podemos más que pararnos a disfrutar de aquello que la naturaleza nos muestra en estado puro y que añoramos de nuestros tiempos de niños cuando la utilización de sustancias nocivas para el medio ambiente era casi inexistente y por tanto las especies de flora y fauna abundaban por doquier.
Miramos al cielo y vemos volar cuervos, alcones, cucos, que nos acompañan en nuestro camino. Como nos acompaña también el arroyo de Garcisancho, que cruzamos en varias ocasiones, pero que siempre seguimos su curso hasta llegar a un cruce de caminos que abandonamos el GR-10, para tomar un camino a la derecha que vamos subiendo y que nos lleva al mirador de los Robledos, lugar escogido para colocar el monumento a la Guardería Forestal, erigido para conmemorar el centenario de su creación.
A medida que hemos ido descendiendo la vegetación va cambiando. Ahora el pino silvestre se mezcla con robles y algún acebo.
El ganado de la zona pasta tranquilamente y no podemos perturbar su paz, por lo que guardamos silencio cuando nos encontramos con estas reses de media montaña.
Volvemos sobre nuestros pasos y cruzamos de nuevo la M-604, para tomar una Vía Pecuaria hasta el arroyo de la Angostura. En estos tiempos de deshielo, trae muchísima agua y cruzar por cualquier lugar puede resultar incluso peligroso, por tanto recomendamos que no se cruce por donde lo hicimos nosotros, sino que se continúe por la margen izquierda hasta un puente que hay cerca de las Presillas. Por ambos márgenes del arroyo hay un buen camino por donde llegar al punto de destino.
Pasamos la indicación de A LAS CASCADAS DEL PURGATORIO, que dejamos a nuestra derecha y enfilamos los últimos metros por el PR-M 25.
Felices y cansados los Caballeros recomponen su maltrecho estomago todos juntos, pues la última ruta que harán antes del verano. En septiembre todo será maravilloso o así reza la canción.


Transporte utilizado: Dos coches al ser una travesía, se podría hacer en transporte público saliendo desde la estación de Renfe de Cotos y en lugar de quedarse en las Presillas seguir hasta Rascafría, para tomar allí el autobús que nos dejaría en el intercambiador de Plaza Castilla.


Época recomendada: Primavera, Verano, Otoño, Invierno.


Galería de fotos





Caballeros participantes: Antonio, Tomás, Miguel, Frank, Amador, Manolo.


Vídeo de la ruta






Indice de dificultad   Media  

Distancia:17,9 km
Desnivel +  213 metros  Desnivel -  854 metros
Tiempo total: 5h 22'
Tiempo en movimiento: 4h 10'
Tiempo parado: 1h 12'
Velocidad media total: 3,3 km/h
Velocidad media en movimiento: 4,3 km/h
Ritmo medio total por Km: 17' 59''
Ritmo medio en movimiento por Km: 13' 58''
Indice IBP Index:  61






Descargar Track ruta GPX aquí